Etiquetas

,

Puedo asegurar que esto no estaba pensado. Ha sido un devenir de atrocidades mentales las que me han llevado aquí. Sigo sin explicármelo. Tengo tres blogs más (dos de los cuales los tenéis en el menú de arriba) sumidos en el más cruento abandono y heme aquí, pringada de euforia, porque voy a abrir uno más. Ni yo misma me entiendo.

Hace no mucho un sabio me dijo que la musa es caprichosa y viene y va cuando le place. Yo soy más rotunda, para mí siempre ha sido una puta y punto; pero bien es cierto que últimamente me rondaba mucho en la cabeza crear un blog por el simple arte del insulto, del recrearse en la propia agonía, de admirar las cicatrices de guerra, de contar al fin y al cabo, lo que pasa por esta cabeza infesta de monstruos y bizarros. Siempre he sido muy literaria, para algo he estudiado Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, y siento que las exigencias que yo misma me imponía me llevaron a abandonar algo que toda la vida he amado: escribir.

No soy una mente genial de las letras, eso lo voy dejando claro desde el principio, tampoco se me da especialmente bien comunicar pues no tengo don de masas… Pero lo que es el esputo literario, el vómito prosaico, la arcada poética… eso me da auténticos espasmos uterinos. De modo que, sin pretensión de alargarme mucho más, os presento este diario de andanzas, algo que va a tender a lo grotesco sin remedio y que no recomiendo a los sensibles de mollera.

Así pues,

BIENVENIDOS

Anuncios